» Lo que más me ha llamado la atención de mi experiencia como voluntaria ha sido el observar cómo los pacientes a los que íbamos a visitar, pese a estar enfermos y tener otros problemas familiares, nos recibían con una sonrisa en la cara, y en todo momento se preocupaban de hacernos sentir a gusto durante la conversación… En cierto modo esa era su forma de agradecernos que les escuchásemos y les dedicásemos un poquito de nuestro tiempo, cuando tenía que ser lo contrario: nosotros teníamos que agradecerles el transmitirnos sus ganas de luchar, su alegría y su optimismo» . Irene ( Estudiante de 1º Derecho )

» Estoy muy orgullosa del trabajo que realizamos todas las semanas en el hospital, he aprendido a apreciar las diferentes historias de los pacientes con los que me he encontrado hasta ahora y a valorar lo luchadores que podemos llegar a ser «. Rachel ( Estudiante de 1ºDerecho )

» Pasar un largo periodo de tiempo en un hospital es una dificil experiencia que a nadie le gustaría sufrir y menos aún si tienes que pasarla sin nigún tipo de compañia. Asistiendo al voluntariado me he dado cuenta de la necesidad que tienen estas personas de hablar con otras, aunque sean unos desconocidos, pero el simple hecho de sentirse escuchados les basta y para los voluntarios es realmente gratificante poder hacerles sentir así». Maria Salud ( Estudiante de 1º Derecho )

» El voluntariado me ayuda a repasar mis prioridades cada semana, y a aprender del comportamiento de otras personas ante situaciones difíciles. Me ha impresionado, la resignación con la que viven esos momentos, pues hay muchos que están periodos larguísimos de tiempo en el hospital, sin salir ni siquiera a pasear, sin entretenimiento ni visitas, dejando transcurrir los días… soportar esa situación me parece muy duro. Además, hay mucha gente que de entrada parece que no quiere hablar, pero que si le haces alguna pregunta informal, se coge, y luego no para, practicamente todos tienen la necesidad de contar algo». Begoña ( Licenciada en Medicina )

» Me ha impresionado que realmente falta mucha gente dispuesta a ayudar, a conceder un ratito de su compañía» Mercé ( Estudiante 1º Derecho )

» Durante este tiempo que llevo de voluntaria, he aprendido la importancia del saber escuchar, de prestar atención a las personas cuando hablan, de la necesidad que tenemos de desahogarnos con alguien en momentos críticos, sea quien sea. De echo es una cosa que me ha sorprendido mucho… el que sin conocernos de nada, muchos de los pacientes abrían su corazón con nosotros como si nos conocieses de toda la vida, y no. Igual era la primera vez que íbamos a verlos… pero el simple hecho de ver que mostrábamos interés hacia ellos, les hacía abrirse rápidamente ( aunqe he de decir, que no siempre es así, pero en muchos casos sí ) Y por último, de lo qe principalmente me he dado cuenta es de querer aprovechar mi vida al máximo, porqe no sabemos cuando nos va a tocar estar como ellos, ingresados en un hospital, sin saber quizás cuando nos darán el alta.» Ana ( Estudiante de 5º Medicina )