£0.000

Valencia se solidariza con los damnificados de Myanmar, China

Home / Universitas / Valencia se solidariza con los damnificados de Myanmar, China

Fuente: ABC. La maquinaria de la solidaridad comenzó a ponerse en marcha en cuanto empezaron a llegar mensajes de la dificil situación que atraviesa Birmania tras el paso del huracán que ha dejado tras de si miles de muertos y de damnificados

La Generalitat, a través de la conselleria de Inmigración y Ciudadanía, se puso en contacto con las organizaciones valencianas que actúan en Birmania, con el fin de enviar la ayuda de emergencia necesaria y coordinar las acciones humanitarias a través del Comité Permanente de Acción Humanitaria de la Comunidad Valenciana.

Asimismo, se están coordinando el envío a través de la Unidad de Emergencias Internacionales de la Cruz Roja Española, y además, junto con el Comité y con las ONGD, está gestionando también el posible envío de otras ayudas.

nbsp;

Son muchas las entidades que han iniciado campañas especiales, entre ellas Cáritas Diocesana de Valencia, que inmediatamente abrió una cuenta de emergencia para ayudar a los damnificados en Myanmar. El importe recaudado será gestionado por Cáritas Internacional, entidad que lo dedicará fundamentalmente a ofrecer alimentos, agua limpia, alojamiento y asistencia médica.

 

Asimismo, Bancaja ha facilitado la colaboración con las víctimas de la catástrofe de Myanmar mediante la cuenta de Cruz Roja, entidad que lanzaba un llamamiento de ayuda a las víctimas del ciclón Nargi. que además de un estremecedor balance de muertos y desaparecidos ha provocado que en algunas poblaciones del país el 95 por ciento de las viviendas han resultado completamente destruidas.

 

También la delegación de Unicef en la Comunidad Valenciana recoge fondos para colaborar a paliar la grave situación, ya que esta entidad trabaja desde el primer día ya sobre el terreno para evaluar la situación y procurar la asistencia más urgente.

UNICEF, que está presente en Myanmar desde 1950 y cuenta con 9 oficinas de zona y 1 oficina central en Yangón, liderará el suministro de agua potable y saneamiento, y garantizará protección a la infancia, así como que su educación sea interrumpida lo menos posible.