Begoña es una de las voluntarias que colaboran en Fundación Universitas, tiene 22 años y está cursando 5º de Medicina. Bajo el proyecto “Mejorando Juntos” que tiene lugar en el Hospital “La Fe” de Valencia, esta compañera presta su atención y apoyo a los pacientes ingresados. Begoña ha querido compartir mediante esta entrevista su experiencia solidaria. Continúa leyendo y verás cómo colabora esta futura psiquiatra infantil.

Begoña, ¿cómo supiste de “Mejorando Juntos”, el proyecto de voluntariado? A través de Jaime, que es el encargado del voluntariado. Me habló de la Fundación y del voluntariado y me pareció buena idea colaborar con vosotros.

¿Habías colaborado antes como voluntaria? ¡Si! En el colegio ya visité asilos, pero no de modo continuo, así que al final me animé a venirme a Fundación Universitas.

¿Porqué decidiste hacerte voluntaria? ¿Qué te motivó? Una palabra: justicia. Si tú puedes dar algo, hacer una contribución aquellos más desfavorecidos, debes hacerlo. Es un doble efecto.

¿Qué días vas y a quién visitas? Voy los miércoles de 16:30 a 18:00. Al llegar me dirijo a las enfermeras y pregunto por pacientes que puedan estar solos. Ellas siempre nos atienden bien y nos indican en qué habitaciones podemos encontrarlos.

Cuéntanos cómo fue tu primer día… Bueno, el primer día llegamos y las enfermeras nos indicaron dónde había una paciente sola: se trataba de una señora que padecía de una patología cardiaca y se encontraba aislada en su habitación. Estuvimos acompañándola y dándole conversación para distraerla. Lo agradeció enormemente.Por lo general, siempre me encuentro con personas que me comentan el temor a la enfermedad que les sobreviene y que, resignadamente, aceptan.

Esta experiencia solidaria, ¿te ha ayudado a enfocar tu futura actividad profesional? La verdad es que ha contribuido a reforzar mi decisión de haber estudiado medicina.

“Decidí hacerme voluntaria por justicia»

¿Qué otros pacientes te has encontrado?Otro caso que recuerdo es el de un señor que se encontraba solo e iban a operarle. No habían familiares a su lado, y en pocas horas iban a ponerle un marcapasos. Él sentía mucho miedo, recuerdo que quería irse. Nosotros enfrentamos con él las horas previas a la intervención, utilizando argumentos para poder animarle. Le recordamos que lo peor ya había pasado, que el tiempo de espera es lo peor y que eso ya estaba hecho, y que a partir de ahora, todo va a ir cuesta arriba.

Por lo general, ¿cuál es la impresión que te inspiran los pacientes ingresados en “la Fe”? Que no piden nada a cambio. Aunque digan que no precisan de la compañía de sus familiares, realmente necesitan hablar, sentirse respaldados. Hay que ofrecerlo, ellos no te lo van a pedir, pero lo necesitan.

Begoña, define con una palabra…

Fundación Universitas El medio a través del cuál puedo hacer lo que quiero.

Voluntariado Ante todo, compartir.

Solidaridad Es deber.

Si pudieras lanzar un mensaje a la gente que nunca ha participado en un proyecto de voluntariado, ¿cuál sería?
Desde luego, animaría a que probaran. En un principio puede suponer un sacrificio, pero luego es una experiencia que te aporta muchísimo..

¿Y a los enfermos en general? Un mensaje de esperanza. Y una sincera enhorabuena, por la entereza con la que llevan su enfermedad. Un deseo…Tener siempre la capacidad de saber captar lo que la gente necesita.

Como veis, Begoña ha logrado lograr una gran gratificación personal prestando su tiempo a personas que realmente lo necesitan. Hay otros pacientes ingresados que pueden estar esperándote a ti. ¡Anímate!