£0.000

Entrevista a Gregorio Rubio: «Uno no puede arreglar el mundo, pero sí puede contribuir a arreglar la vida de al menos una persona»

Home / Universitas / Entrevista a Gregorio Rubio: «Uno no puede arreglar el mundo, pero sí puede contribuir a arreglar la vida de al menos una persona»

 

Avanzando Juntos

 

 

Avanzando Juntos es el cuarto voluntariado puesto en marcha España por Universitas. Con él abrimos una nueva línea de atención social,  a través del apoyo escolar a niños y adolescentes. Gregorio Rubio, profesor titular de Matemática Aplicada de la Universidad Politécnica de Valencia, explica en esta entrevista en qué consiste este voluntariado que se suma a los ya existentes de Jugando Juntos, Compartiendo Ilusión y Mejorando Juntos.

El proyecto acaba de arrancar en Universitas con el precedente alentador de que gracias a una versión piloto de  Avanzando Juntos, un chaval que acabó su tiempo de escolarización obligatoria con muy pocas perspectivas de futuro, decidió continuar con una formación que le abrió las puertas a un trabajo. Como señala Gregorio Rubio, su promotor “está claro que uno no puede arreglar el mundo, pero sí puede contribuir a arreglar la vida de al menos una persona. Y si muchos se responsabilizaran de intentar ayudar al menos a uno,  el resultado sería espectacular”.

  

 «Uno no puede arreglar el mundo, pero sí puede contribuir a arreglar la vida de al menos una persona».

 

¿Por qué un voluntariado como éste?

Personalmente, más de una vez, al igual que muchos, he experimentado qué supone que te ayuden para poder superar un obstáculo importante. Hay niños y jóvenes con cualidades para hacer un buen papel en los estudios o en un trabajo, pero que no salen adelante por falta de una ayuda adecuada. Su entorno familiar y social no favorece que tengan oportunidades para ello. Con el proyecto  pretendemos que sí las tengan, con apoyo y seguimiento.

¿Qué hace un voluntario de Avanzando Juntos?

Un voluntario universitario que forma parte de un equipo ‘mentor’, se ocupa de arropar al tutelado, ofrecerle apoyo para hacer los deberes o darle alguna clase particular si lo necesita, entre otras necesidades que puedan surgir a nivel académico. Se trata de que el alumno sepa que cuenta con dos o tres personas en las que puede apoyarse, en su esfuerzo para mejorar.

¿Por qué es tan importante la coordinación entre el equipo Tutor y el equipo Mentor?

El equipo Tutor, formado por dos o tres voluntarios adultos, se responsabiliza en último extremo de sacar adelante al alumno. Su papel sería el que haría cualquier padre o madre para que al tutelado no le falten los recursos culturales y materiales que necesita. Entre sus tareas están buscar los cursos formativos que mejor se adapten a su perfil, material escolar, etc. Aquí nos encontramos con alumnos en situaciones familiares difíciles, con frecuencia no solamente por falta de medios económicos. El equipo Tutor está también en contacto con los padres y profesores del tutelado, pero para conectar la labor del equipo Tutor con todo el entorno es fundamental el equipo Mentor.

¿Qué acompañamiento es el que se hace? 

La idea es que el equipo Tutor acompañe su trayectoria hasta que es capaz de seguir solo. Esto puede suponer años. Los equipos Mentores no hay problema en que se vayan renovando anualmente, por ejemplo, aunque lo mejor es que se mantengan el mayor tiempo posible para que el tutelado vea también continuidad en quien le ayuda y conoce.