Alberto Báez Gil

Alberto colabora con Universitas en el asesoramiento de jóvenes que quieren desarrollar una estancia formativa en Europa, sobre todo en los cursos y seminarios Grundtvig. De primera mano conoce y ha vivido diversos programas europeos como la beca Erasmus con la que estudió Derecho en la Universidad de Nottingham en el Reino Unido; Erasmus para Emprendedores y un curso del programa Grundtvig. Este año tiene previsto continuar con su formación con al asistencia a un Seminario y una Visita de Estudio, financiados también por la Unión Europea.

¿Cuál es el nivel de conocimiento e información de los universitarios respecto a sus posibilidades de estudio y profesionales en el resto de Europa?

Afortunadamente las universidades ofrecen muy buena información sobre los programas Erasmus y Leonardo, que son los que reciben el mayor presupuesto de la Comisión Europea. Sin embargo, otros programas que también son interesantes como el Erasmus emprendedor y el programa Grundtvig, menos conocidos pero igual de interesantes.

¿Qué oportunidades están esperándoles en el ámbito comunitario?

El aprendizaje continuo es la clave de todos estos programas de la Unión Europea. Y en este sentido, poder conocer a otros profesionales de cualquier país comunitario que quizá, algún día, nos puedan echar una mano en temas personales y profesionales. Esto además de perfeccionar nuestras habilidades personales y profesionales.

¿Qué preparación se requiere para poder aprovecharlas?

En todos los programas se requiere tener un cierto conocimiento del idioma del país de destino. El resto de criterios se establecen dependiendo del programa que el estudiante escoja, ya que no es lo mismo hacer un curso con el programa Erasmus que hacer un seminario con el programa Grundtvig.

Muchos optan por el programa Erasmus ¿cómo y para qué hay que aprovecharlo?

La mejor forma es impregnarse de la cultura del otro país. Un año es más que suficiente para poder entender cómo viven y piensan en otro país. Esto conlleva una enorme riqueza cultural y personal y que desde luego no pasará desapercibida cuando más tarde el estudiante busque trabajo. En mi opinión, la mejor forma de aprovecharlo es aprender el idioma, ya que hoy día, tener un idioma más, es un plus muy importante para buscar trabajo.

¿Qué otros programas existen?

Muchos. Los programas Erasmus Emprendedor, Erasmus Mundus, Erasmus para funcionarios, Erasmus Idiomas, Grundtvig, etc. Esto sin contar los centenares de plazas de prácticas que la Comisión Europea oferta en sus instituciones todos los años, para estudiantes y recién graduados.

¿Cuál es el mejor argumento para que un universitario español tenga una experiencia europea internacional a nivel académico y tal vez profesional?

El mejor argumento es que viviendo una experiencia en el extranjero el estudiante va a adquirir unos conocimientos y unas habilidades profesionales que le van a poner en mejor lugar a la hora de buscar y encontrar empleo. Sólo por esta razón merece la pena ‘arriesgar’ un año de nuestra vida.