Wikipedia y Sociedad del Conocimiento
Javier Plaza Penadés, Profesor de Derecho Civil en Universidad de Valencia.

Al ser hoy el día Mundial de Internet he querido centrar mi reflexión en uno los fenómenos culturales más relevantes de la Red y de la llamada web 2.0, la Wikipedia, cuyo éxito también se explica en buena parte por su buen posicionamiento en los motores de búsqueda a la hora de localizar en Internet información sobre cualquier tema. Efectivamente, los usurarios de la Red en general, y los estudiantes en particular, han descubierto que más del 90 por ciento de todo el saber mundial está ya en Internet y que la Red ofrece valiosa información sobre cualquier tema del que necesitan hacer un trabajo de investigación o simplemente ilustrarse. Así, basta con introducir en el motor de búsqueda (Google, Yahoo…) las palabras clave del tema sobre el que se tiene interés y la Red ofrece a los usuarios una gran cantidad de páginas en las que se contiene la información buscada, y donde siempre la Wikipedia aparece como primer sitio a visitar o entre los primeros puestos.

Lo curioso de Wikipedia es que en una enciclopedia hecha por los propios usuarios, en la que éstos pueden tanto introducir nuevos términos o conceptos como modificar o corregir los ya existentes. Así, por ejemplo, un historiador que ha hecho su tesis doctoral sobre el conquistador Hernán Cortés puede introducir el término y ofrecer una información actualizada de su biografía, pero poco después un alumno mal ilustrado con la lectura de un desfasado libro de historia puede corregir y notablemente empeorar la calidad de dicha información, de la misma forma que puede crear páginas sin ningún rigor científico, las cuales luego pueden ser corregidas.

Esa es precisamente la grandeza y la miseria de la Wikipedia y de mucha de la información de Internet, que en ocasiones es información incorrecta o desactualizada, pero que se da como cierta por muchos usuarios incapaces de valorar o contrastar la información que se ofrece, lo que tienen que ver y mucho con el tránsito que debe hacerse de la llamada “sociedad de la información” a la llamada “sociedad del conocimiento”, ya que no basta sólo con tener acceso a toda la información y poder disponer de ella (sociedad de la información), sino que hace falta tener el suficiente criterio y nivel de conocimiento para saber qué información es correcta, y qué información es inexacta o no está actualizada.

Termino mi reflexión recordando al lector que una de las más prestigiosas enciclopedias, la Enciclopedia Británica, se encuentra también disponible y totalmente actualizada en Internet, pero a pesar de que dicha Enciclopedia cumple sobradamente con los criterios de rigor y calidad científica, no se consulta ni la mitad de veces que la Wikipedia, quizá porque está sólo en inglés mientras que Wikipedia está en casi todas las lenguas. Estos hechos deben ser tenidos en cuenta a la hora de plantear la educación en todos sus ciclos, desde infantil hasta la Universidad, ya que la formación debe de proporcionar al estudiante criterios de búsqueda, análisis y juicio de toda la información disponible, tanto fuera como dentro de la Red, aprovechamiento que será mucho mayor si se posee un pleno dominio de lenguas propias y extranjeras.